Nacionalidad
PT
Edad

La edad y la nacionalidad son necesarias para calcular el importe exacto del seguro.

Recogida
No hay centros de alquiler en la ciudad indicada.

Estos son los centros mas cercanos:

Lamentablemente no hay centros afiliados en el marco de 0 kilómeros de la ciudad indicada.

    Alquiler de coches Portugal - Coches de alquiler Portugal

    Hermosa es la tierra lusitana y unas vacaciones en este país han de ser necesariamente itinerantes, para no perder las numerosas bellezas naturales y las obras artísticas que el país ofrece. Por lo tanto vale absolutamente la pena considerar la idea de alquilar un coche en Portugal.

    Lisboa, la capital lusitana

    lisboaEn Lisboa es posible llegar fácilmente en avión y lo primero que hay que hacer es conseguir un coche de alquiler de bajo coste en el aeropuerto de Lisboa. La conurbación es muy amplia y lo ideal es moverse libremente para explorarla por entero.

    Avenidas flanqueadas por edificios de Art Nouveau y numerosos dehors de locales hacen el ambiente relajado, ideal para sentarse en una pastelería y probar los famosos pasteis, dulces típicos del lugar para luego visitar Lisboa a través del coche de un alquiler de bajo coste. Es posible visitar la famosa Torre de Belem, una fortaleza en la desembocadura del Tajo, el Castillo de San Jorge que domina la ciudad y numerosas arquitecturas manuelinas, cuyo mejor ejemplo es el Monasterio dos Jerónimos con los recuerdos de los portugueses más ilustres. La parte más moderna de Lisboa tiene su mejor representación en el Parque das Nações construido para la Expo 1998.

    Por las noches no se puede dejar de visitar la parte antigua de la ciudad, donde se sirven platos típicos a base de pescado como el bacalhau a bras para luego encontrar un lugar donde escuchar fado. Numerosos son también los pubs.

    Para ir de compras se recomienda una visita al Barrio Baixa para comprar artículos de cuero o al Barrio Alto para las compras más excéntricas.

    Oporto, la ciudad del famoso vino

    OportoEl norte de Portugal es igual de interesante, presenta un paisaje excepcional, con sus montañas de granito y un mar azul cristalino. Para visitar la zona, lo mejor es llegar en avión y con un alquiler de coches de bajo coste en el aeropuerto Francisco de Sá Carneiro en Porto tirarse a visitar la ciudad y sus alrededores. No hay que perderse el barrio de Ribeira, con arquitecturas romanas y de la Edad Media, el magnífico Palacio do Bolsa, e incluso la magnífica catedral donde se encuentran estilo gótico, árabe y normando juntos. Tampoco te pierdas las iglesias de los ricos adornos manuelinos y barrocos, como la Igreja de la Misericordia para luego pasar a las especialidades gastronómicas que hacen famosa a la ciudad. El famoso vino de Oporto nació aquí y hay innumerables bodegas donde se puede degustar o comprar un par de botellas, mientras que en los distintos restaurantes de la ciudad hay que probar las diferentes preparaciones de pescado, especialmente bacalao y los callos portuenses. Para ir de compras la zona ideal es la de Avis, donde se encuentran las tiendas más exclusivas a los precios más ventajosos, mientras que la vida nocturna local se desarrolla en la zona del puerto. Los locales característicos se encuentran en la Ribeira.

    A través del alquiler de coches de bajo coste en Oporto será posible incluso desplazarse a la cercana ciudad de Guimarães, la antigua capital y explorar las costas atlánticas.

    Faro, en el sur de Portugal

    playas de Faro, PortugalPara descubrir el sur de Portugal hay que volar a Faro y a través de un alquiler de coches de bajo coste visitar la Cidade Velha, la ciudad vieja con su estructura árabe que sólo puede dar una idea de la magnitud e importancia que la ciudad tenía en el pasado . Aún parcialmente rodeada por antiguas murallas, tiene acceso desde el Arco da Vila. Inevitable ha de ser la visita a la Catedral Sé en particular por la arquitectura morisca y la macabra Capela des los Ossos, cubierta de huesos y de cráneos humanos. También hay numerosos edificios renacentistas que dan testimonio de la riqueza de este pueblo destruido más de una vez durante los siglos. No podían faltar el Museo Marítimo y el Museo Etnográfico. Sin embargo, su principal atractivo son las playas que la convierten en un destino turístico muy popular y, después de un merecido descanso, será posible saborear una sopa de pescado con cilantro y dulces típicos elaborados con almendras e higos.

    Para ir de compras no puede faltar una visita a Rua de Sa Antonio y Rua Francisco, repletas de tiendas. Tampoco hay que perderse el mercado exótico, con distintos productos que vienen de las antiguas colonias. La noche aquí es muy animada, ya que es una ciudad universitaria y de turismo de playa: no sólo hay numerosos locales "jóvenes" y clubes, sino también los que ofrecen una diversión más suave al redescubrimiento de las tradiciones

    A través del coche de bajo coste alquilado en el aeropuerto de Faro se pueden explorar los alrededores y luego desplazarse a la antigua ciudad romana de Ossonoba y al parque de la Laguna, rico en flora y fauna de los humedales.